Blogia

Patadeperro

Nueva dirección

Hace rato que me mudé de aquí pero si a alguien le interesa, pueden encontrarme por aquí:

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Historia de amor eterno en tres episodios

Las hay, incluso conozco una (que no me gusta nada), antes, sólo las había admirado en “Los amantes del círculo polar”. Creo que si hay historias de amor que cruzan diferentes tiempos, sólo que no todas son de pareja y/o sexuales:
Primer episodio:
Corría el año de 1992, estaba en mi último año de prepa, era baterista de un grupo de rock, tenía 18 año, era feliz. Un par de años antes, mi amigo Alex, en aquella obsesión que nos había dado por comprar todos los discos de “Rock en español”, había comprado un disco (acetato por supuesto, los CD´s todavía estaban lejos de nosotros) en cuya portada aparecían 4 greñudos, con un look a lo The Cure pero en versión nahual y un nombre de película mexicana vieja: Caifanes. Fue amor a la primera canción.
Ese día, apenas unas horas antes de mi examen final de matemáticas V con Lupita Alfaro, la mayor bruja de todas las profesoras (digna de aparecer en alguna historia de Harry Potter, eso si, como la mala), había un concierto en el Casino de la Feria de Colima, no me detendré mucho en los detalles que podrían llenar una enciclopedia entera, sólo cien personas en la presentación del “Diablito” su segundo disco. Un concierto casi íntimo, casi perfecto en donde al final, y gracias a las “gracias” de una amiga que nunca fue mi amiga, me fui a mi casa con unas baquetas de Alfonso André que todavía guardo como uno de mis mayores tesoros de juventud, del examen, mejor ni acordarme, valió la pena reprobarlo.
Yo crecí con esas canciones, mi grupo tocó varias, me volví un fan total, recuerdo incluso que algún día hablé de ellos (de su canción “la célula que explota”, que junto con “viento” son dos de los himnos de mi juventud), con una tipa que años después volvería a estar en mi vida, como una fascista, nada más.
Segundo episodio:
Se había acabado una época, una generación habíamos crecido escuchando sus canciones en bares, discotecas, fiestas y en la intimidad de nuestra habitación, ya no éramos los mismos, ahora teníamos un poco más de dinero, un poco menos de fuerza y más preocupaciones, era el año de 1997 o 98, no recuerdo bien, por ese entonces vivía en Monterrey, estaba terminando la maestría, otros eran mis sueños, había abandonado la música, ahora sólo era un admirador de ella. Fue en el Auditorio Fundidora, el concierto era la presentación de un Ave Fénix, un grupo que había renacido de las cenizas del que fue el más emblemático para toda una generación: surgía Jaguares y yo estuve en su presentación, creo que era su segundo concierto con esa nueva formación. Ese primer disco era bueno pero fue cuando tocaron las “clásicas” que la banda se entregó. Pasó el tiempo, ya no era lo mismo y siguieron varios discos que no tuve, pero “El silencio”, siempre será para mi uno de mis discos favoritos.
Tercer episodio:
Hace poco estuvieron aquí, en el homenaje a Cárdenas, una amiga, que trabajaba en un restaurante mexicano me dijo que fueron a cenar, que le estuvieron tirando la onda a una chava de Puebla que los atendió como mesera, y que terminó preguntándole a mi amiga: “¿Quiénes son esos?”, tiene 20 años, es lógico que no los conozca, a ella le gusta Rebelde.
Hoy en la noche tocan de nuevo y nuevamente tengo mi boleto, ya no es lo mismo, ellos lo saben, yo lo sé, y sin embargo, cuando toquen la célula, viento, antes de que nos olviden, detrás de los cerros y muchas más,  volveré a ser el mismo, aunque ellos ya no lo sean y los gritos ahora no pasen de carraspeos, aunque falte la guitarra perfecta de Marcovich, aunque no esté el bajo preciso de Sabo, aunque ya no tenga 18 años y el tiempo haya pasado tan deprisa. Hoy, veré “De Caifanes a Jaguares” y quizá revise en su música, lo que ha sido mi vida en estos años, ya les contaré.

Reconquista

Bueno, primero vinieron las cruzadas, la conquista y demás temas colonialistas, ahora, 5 siglos más tarde, llega la reconquista. A juzgar por los apellidos, así será, llegan los cruz y los santos a una estancia de un par de semanitas (o sea, mis padres, que se suman a la avanzada que representaba mi hermano), no sé qué planes anarquistas tengan pero creo que será interesante vernos las caras mexicanas en este territorio ibérico. Por lo pronto, ya tengo listo el manchego, el pan, las aceitunas y unas cuantas botellas de vino, esto hay que celebrarlo.

P.D. Por cierto, mi madre trae mole comprado en el mismísimo Oaxaca, así que me espera un manjar en los próximos días.

Guacamole, cumbias y mate

Yo hay algo que no entiendo de los conciertos en España, siempre acaban prendiéndose justo cuando van a terminar. Ayer, en el concierto de Kevin Johansen, la gente esperó 2 horas (hasta que tocó Guacamole, que definitivamente es una rola divertidísima), para pararse a bailar y bueno, como diría Rodrigo (¿conté que está mi hermano por acá?), quizá haya sido mejor que no se pararan antes (porque vamos, de ritmo, hay algunas que todavía no acaban de entender nada, para que luego no extrañen a los sudacas). El concierto, una pasada (chingoncísimo para los lectores mexicanos), este compa de verdad que tiene un estilo que me gusta, simple y sencillamente porque no tiene límites; igual se avienta una rumba que una cumbia, un tango que un funk, un bolero que una chacarera. En fin, que el compa se la pasa bien y con su humor hizo que nos la pasáramos bien todos. Aunque a mi me gusta más el "sur o no sur" (su segundo disco), pues me compré el "City Zen" (tercero) porque no lo tenía, colaboraciones con Vicentico, Jorge Drexler y varios más, buen disco la neta, se los recomiendo (pero primero el segundo).

Correos

No les voy a mentir, hace ya mucho tiempo que he dejado de recibir correos personales y sólo recibo: o insulsas cadenas de amor, dicha y fortuna por siempre (en estos momentos me pregnto si por nunca haber abierto esos correos es que estoy del lado obscuro); o correos invitándome a alargar partes de mi anatomía, a cursos de liderazgo, a visitar páginas de contenidos que en este momento no puedo ni describir, etc. Es decir, el mejor conocido como SPAM (digo mejor conocido porque a aquella persona a la que no le haya llegado por lo menos un correo así que me lo diga). Bien, pues no hay nada peor que ello, o bueno, quizá sí haya algo peor que ello, esperar un correo que no llega. Encender la computadora con esa ansiedad con la que el coronel iba a la oficina de correos, y así como el coronel, encontrarme con que yo tampoco tengo quién me escriba. Supongo que todos están muy ocupados como para hacerlo, lo comprendo, pero aquél asunto de Mathilde (la protagonista de "largo domingo de noviazgo"), de escribir cartas hasta recibir respuestas, es una chorrada, eso no sucede en la vida real y la realidad es todo aquello que insiste en recordarte que tus sueños no son más que eso, sueños.

Las luces de Colima (desde el estacionamiento constitución)

Hace años, muchos años, menos kilos y más cabello, la ciudad se fue obscureciendo, las luces encendiendo, las promesas llegando, los sueños volando. Hace poco lo recordé, lo comenté con orgullo, con nostalgia. Todos los tiempos pasados siempre fueron mejores, no lo sé, no lo quiero creer, pero ese dia fue bueno, muy bueno, y las luces siguen ahí, fieles como las promesas, a pesar de las noches obscuras. Y aquí seguimos: peleando, intentándolo; unas veces lográndolo, otras veces sin lograrlo, pero nunca sin pelear. Vaya pues una luz más, desde Madrid hasta guanatos, para usarse cualquier noche de estas en caso de obscuridad.

Maus

Bueno, acabo de terminar "Maus: la historia de un superviviente", esto de los cómics para "adultos" es verdaderamente una revelación para mi. Se los recomiendo a todos, no sólo por su capacidad narrativa, su honestidad y por la calidad del libro, sino por la dureza de la historia que cuenta (es básicamente la histora de su padre judío que sobrevivió a la guerra y a los campos de concentración). Para los que les interese, aquí hay algunos recursos varios sobre el libro y el autor: Art Spiegelman.

Gitanos y el baile

Si pones un grupo de rumanos en una plaza de Madrid, seguramente la policía les pediría sus papeles, la gente los vería mal, estarían construyendo algo o, tristemente cierto, estarían robándole a alguien. Hoy no, hoy salió un grupo de rumanos a la calle, llegaron a una plaza con sus instrumentos y detrás de ellos venía todo el público de un teatro entregado que por dos horas disfrutó de "música para bodas y funerales". El concierto increible, el público, entregado (que hasta se puso a bailar), algunas canciones conocidas, el tema de James Bond (me equivoqué antes), Moliendo Café, música de Bregovic, y por supuesto su propia música. Fanfare Ciocarla (que se pronuncia en rumano Fanfare "Chiocaría"), quizá la mejor banda de música gitana (de la región Báltica) del mundo, toda una experiencia, al final del concierto, bajó del escenario, caminó hacia la calle, llego a una plaza (y hasta pidió dinero con un sombrero).

P.D. Para ser sincero, estos compas deberían conocer a las bandas oaxaqueñas o incluso a la Banda del Recodo, seguro que ambos quedarían prendados de la música de los otros, son muy parecidas, hasta los integrantes parecían meseros de changarro pata salada (es decir, de Mazatlán, Sinaloa, México)

Insomnio (espero el epílogo)

Me encontré este poema de Borges, pondré el inicio como una especie de exorcismo de mi insomnio.

"De fierro
de encorvados tirantes de enorme fierro tiene que ser la noche,
para que no la revienten y la desfonden
las muchas cosas que mis aborrotados ojos han visto,
las duras cosas que insoportablemente la pueblan"
Ya no más porfavor

Compras (mea culpa)

Debo reconocerlo, hace un mes o así me metí a un "Outlet Mall", compré varias cosas, gasté un chorro de lana (bueno, como 100 dólares, que para mi es mucha lana), me sentí horrible (ya saben, el consumismo, la decadencia imperialista, etc.). Hoy, salí de mi casa, después de un par de días de no estar "disponible" para el mundo, me metí al FNAC y bueno, repetí la dósis (aquí pondría una carita sonrojada de pena si esto fuera un chat), pero al menos no me sentí tan mal (por aquello de que la cultura no es un gasto estúpido), total que me compré unos cuantos libros (de Lobo Antunes, de Auster) y un par de cómics (parece que me he vuelto fan): dos de Satrapi y uno de Spiegelman ("Maus") que según McLoud (ver post anterior), es uno de los mejores cómics de la historia. Veremos, ya les contaré.

Hoy por la mañana

Si todas las mañanas fueran como esta, no me importaría tener insomnio por siempre, por siempre.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Nube negra (para A.María, para que llegue a comprenderme)

Del nuevo disco de Joaquín Sabina....

Cuando busco el verano en un sueño vacío,
cuando te quema el frío si me coges la mano,
cuando la luz cansada tiene sombras de ayer,
cuando el amanecer es otra noche helada,

cuando juego mi muerte al verso que no escribo,
cuando sólo recibo noticias de la muerte,
cuando corta la espada de lo que ya no existe,
cuando deshojo el triste racimo de la nada.

Sólo puedo pedirte que me esperes
al otro lado de la nube negra,
allá donde no quedan mercaderes
que venden soledades de ginebra.

Al otro lado de los apagones,
al otro lado de la luna en quiebra,
allá donde se escriben las canciones
con humo blanco de la nube negra.

Cuando siento piedad por sentir lo que siento,
cuando no sopla el viento en ninguna ciudad,
cuando ya no se ama ni lo que se celebra,
cuando la nube negra se acomoda en mi cama,

cuando despierto y voto por el miedo de hoy,
cuando soy lo que soy en un espejo roto,
cuando cierro la casa porque me siento herido,
cuando es tiempo perdido preguntarme qué pasa.

Sólo puedo pedirte que me esperes
al otro lado de la nube negra,
allá donde no quedan mercaderes
que venden soledades de ginebra.

Al otro lado de los pagones,
al otro lado de la luna en quiebra,
allá donde se escriben las canciones
con humo blanco de la nube negra.

Sobre el gran y diverso mundo.

A partir de un comentario sobre la mexicanidad en otros países me he puesto a pensar mucho ultimamente. Aspirar a que una cultura sea mejor que las demás, sólo por el hecho de ser la que conocemos me parece; chovinista por un lado y muy limitado por el otro. Yo soy un mexicano que le encanta México (tanto como Colombia o España), que disfruta igual una michelada que una chela alemana. Que cree que el español es un idioma precioso como lo son todos los que provienen de las lenguas romances. Que los tacos son riquísimos como las arepas en venezuela o las crepas en Francia. Que la comida mexicana es increiblemente rica, como la peruana o la española. Que me encanta la música árabe, la brasileña y que no por eso de repente una ranchera, un huapango o una rola de banda no caen bien. Los colores en México son alucinantes, pero los de Guatemala son increibles. Las personas en México son muy amables y cariñosas (eso si, más que los españoles), pero no más que los paisas que son los mejores anfitriones del mundo (al menos que conozca). En fin, me gusta pensar que soy un mexicano mundial. No siento nostalgia más que por la gente que quiero (y esa está por varias partes y es de varios países) y cuando quiero comer algo picoso, pues en estos tiempos todo se puede comprar (más caro, eso que ni qué) en tiendas cercanas. Yo en mi casa tengo chipotles, salsa valentina, frijoles y de vez en cuando Coronitas y tortillas (todo comprado aquí), pero al mismo tiempo tengo especias árabes, un wok para cocinar comida china, té de la India, pastelitos españoles, verduras ecuatorianas, chocolate suizo, vino francés y miel canadiense. En fin, el mundo es grande, muy grande, ¿por qué tendríamos que perdernos la oportunidad de probarlo todo, especialmente cuando tenemos la gran oportunidad de vivir en lugares donde se puede probar algo más que tacos y birria?

Persépolis

Estaba leyendo un librito llamado: “La historia del Cómic” de Scout Mcloud, una especie de “manifiesto” sobre el estado actual del cómic (hecho en cómic por supuesto), cuando recordé que me habían recomendado leer “Persépolis”, un cómic autobiográfico en cuatro volúmenes hecho por la iraní Marjane Satrapi y que tenía en la casa. Tomé el primer volumen con un poco de escepticismo (a mi nunca me han llamado especialmente la atención los cómics), no paré, terminé los 4 volúmenes en 3 horas y media. Es increíble, de verdad, se los recomiendo, no sólo es la historia de una mujer increíble: valiente, inteligente y divertida, sino que es la historia de un país entero.

Próxima estación: ¡¡¡¡chelas!!!!

Bueno, después de algunos problemas para bajar las fotos de mi celular, pues ya por fin pude y quiero compartirles esta, es una estacióndel metro de Lisboa, que por lo visto, es el barrio donde varios de mis compas quisieran vivir.

Para que nunca más (para CAR)

"Será que la necedad parió conmigo
La necedad de lo que hoy resulta necio
La necedad de asumir al enemigo
La necedad de vivir sin tener precio"
Silvio Rodríguez

Me encontré en el suplemento dominical de El País, un texto sobre el libro de Robert O. Paxton: "Anatomía del Fascismo", transcribo unas líneas que me parecieron por demás interesantes, ilustrativas y dignas de reproducir, debemos terminar con grupos como estos. Ojalá que nunca más las garras de un "Clan" puedan tocar a las personas que merecen todo el derecho a su autonomía: de pensamiento, acción y sentimiento.

"Yo creo que como mejor se deducen las ideas que subyacen a las acciones fascistas es partiendo de esas acciones, pues algunas de ellas no llegan a expresarse y se hallan implícitas en el lenguaje público fascista. muchas pertenecen más al reino de los sentimientos viscerales que al de las proposiciones razonadas, yo las llamo "pasiones movilizadoras":
- Un sentimiento de crisis abrumadora contra la que nada valen las soluciones tradicionales;
- La primacía del grupo, respecto al cual uno tiene deberes superiores a cualquier derecho, sea individual o universal, y la subordinación del individuo a él;
- La creencia de que el grupo mismo es una víctima, un sentimiento que justifica cualquier acción, sin límites legales ni morales, contra los enemigos, tanto internos como externos;
- La necesidad de una integración más estrecha de una comunidad más pura, por el consentimiento si es posible o por la violencia excluyente en caso de ser necesario;
- La necesidad de autoridad a través de jefes naturales (siempre varones), que culmina en un caudillo nacional que es el único capaz de encarnar el destino histórico del grupo;
- La superioridad de los instintos del caudillo respecto a la razón abstracta y universal;
- La belleza de la violencia y eficacia de la voluntad, cuando están consagradas al éxito del grupo.

El fascismo, de acuerdo a esta definición, así como la conducta correspondiente a estos sentimientos, aún es visible hoy". El País, Domingo, P. 16.

Dos buenas noticias musicales

Bueno, dentro de insomnios y tristezas, al menos hay dos buenas noticias en el futuro cercano, el próximo jueves voy a ver a Fanfare Ciocarla, el mejor grupo de música gitana (o al menos el que más me gusta), por cierto, en su último disco (que no he escuchado), dicen que hay una versión de "Misión Imposible" que está muy bien, veremos, o mejor dicho, escucharemos. La segunda noticia es todavía mejor, el 13 de octubre tengo una cita (ya con boleto)con mi compadre Kevin Johanson, digo, es mi compadre pero ni lo sabe, la cosa es que viene al festival de otoño y bueno, me lo llevaré donde Beto que nos hizo un Guacamole (es de las pocas canciones que me hace reir en estos momentos).

Mejor insomnio que hemorroides

Bueno, sigo sin poder dormir, ya decidí mejor irme de marcha diario, así por lo menos no siento que desperdicio el tiempo dando vueltas en la cama (bueno, también podría ponerme a estudiar). Aprovecho para agradecer todos los remedios que me han sugerido:
- Rilly: Si se pudiera vivir de recuerdos yo viviría en ese día toda mi vida, pero como no se puede, pues hay que luchar por momentos así de nuevo.
- Agente: ¿Lo que quieres es que se me quite el insomnio o que me de un infarto? Digo, porque con la condición física que traigo, no llegaría ni al parque del oeste (y mira que me queda más cerca).
- Anónimo: Gracias por el consejo de la María, ahora nada más falta que saques para andar igual.
- Insómnica: Eso de la lechita caliente y el baño me sonó a albur, pero gracias por la intención.
¿Que qué tiene que ver el título de este post? Pues que cuando entré al blog había un anuncio de hemorroides y ya si nos vamos a poner con problemas médicos, pues mejor insómnico que hemorróideo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Uno académico

Bueno, sin muchas ganas y con un poco de dudas, inauguré, junto con mi director de tesis y otro compa físico-sociólogo, un Blog (el tinglao), que pretende ser algo así como nuestro espacio virtual de discusión de temas académico-filosófico-tecnológico-sociológico-cotidianas. Apenas está arrancando, pero de repente puede ser interesante para aquellas personas que también usen Internet para cosas "serias".

Insomnio II

Tres de la mañana, despierto después de una hora y media de sueño, la cama me estorba, los párpados se abren como persianas sin seguro, la cabeza comienza a girar, los pensamientos a brotar sin continencia, abro el grifo de mi lado obscuro y borbotones de recuerdos, de preocupaciones, de miedos, de silencios, inundan mi cama, me tengo que levantar para evitar ahogarme. Cuatro de la mañana, prendo la computadora, domingo de insomnio y cumplo una semana de no pegar el ojo, nadie para hablar, no me puedo concentrar como para trabajar, navego sin rumbo. Cinco de la mañana, la luz todavía tardará un par de horas, el cansancio es abrumador y el grifo no se cierra aunque le pongo una plasta de pixeles para, al menos, tener un salvavidas de distracción. Quizá ahora, que no puedo dormir, pueda escribir aqui, ya son las seis y creo que me compraré una televisión, seguro que a esta hora algo de televisión cultural o porno barato se puede ver, al fin y al cabo esto es Europa.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres