Blogia
Patadeperro

Para que nunca más (para CAR)

"Será que la necedad parió conmigo
La necedad de lo que hoy resulta necio
La necedad de asumir al enemigo
La necedad de vivir sin tener precio"
Silvio Rodríguez

Me encontré en el suplemento dominical de El País, un texto sobre el libro de Robert O. Paxton: "Anatomía del Fascismo", transcribo unas líneas que me parecieron por demás interesantes, ilustrativas y dignas de reproducir, debemos terminar con grupos como estos. Ojalá que nunca más las garras de un "Clan" puedan tocar a las personas que merecen todo el derecho a su autonomía: de pensamiento, acción y sentimiento.

"Yo creo que como mejor se deducen las ideas que subyacen a las acciones fascistas es partiendo de esas acciones, pues algunas de ellas no llegan a expresarse y se hallan implícitas en el lenguaje público fascista. muchas pertenecen más al reino de los sentimientos viscerales que al de las proposiciones razonadas, yo las llamo "pasiones movilizadoras":
- Un sentimiento de crisis abrumadora contra la que nada valen las soluciones tradicionales;
- La primacía del grupo, respecto al cual uno tiene deberes superiores a cualquier derecho, sea individual o universal, y la subordinación del individuo a él;
- La creencia de que el grupo mismo es una víctima, un sentimiento que justifica cualquier acción, sin límites legales ni morales, contra los enemigos, tanto internos como externos;
- La necesidad de una integración más estrecha de una comunidad más pura, por el consentimiento si es posible o por la violencia excluyente en caso de ser necesario;
- La necesidad de autoridad a través de jefes naturales (siempre varones), que culmina en un caudillo nacional que es el único capaz de encarnar el destino histórico del grupo;
- La superioridad de los instintos del caudillo respecto a la razón abstracta y universal;
- La belleza de la violencia y eficacia de la voluntad, cuando están consagradas al éxito del grupo.

El fascismo, de acuerdo a esta definición, así como la conducta correspondiente a estos sentimientos, aún es visible hoy". El País, Domingo, P. 16.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

CAR. -

No me fue dificil, en lo mas minimo, ver cada una de esas palabras proyectadas en acciones conocidas.
Nunca mas.
Gracias por todo el apoyo, ha sido la clave de poder abrir los ojos e impulsarme.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres