Blogia
Patadeperro

El barbero Alí y yo.

Ahora se maneja mucho en los medios que existe una nueva moda entre los hombres: ser metrosexual. Se dice también que uno de los mercados en expansión es el de los cosméticos para varones. Bueno, pues si esto les parece nuevo, déjenme decirles que los turcos ya llevan un rato en esa sintonía, les cuento mi experiencia en una barbería en Pammukale (al suroeste de Turquía), por cierto y como dato cultural, en Turquía no hay bares (recuerden que es un país musulmán) pero barberías hay en cada esquina, regreso. Pamukkale es un sitio interesante porque hay una montaña en donde hay ojos de agua. Uno de ellos contiene mucho calcio, de manera que la montaña se ha convertido en una especie de roca blanca, parecería que está lleno de nieve pero en realidad es cal. Lo divertido es que el agua forma pequeñas “albercas” (terrazas) en donde se puede “nadar” (al menos meter los pies) y bueno, es lindo (pondré un par de imágenes en el sitio de fotos) porque además hay unas ruinas romanas, un pueblo bonito y muchos turistas alemanes (eso no es lindo pero ¿qué le vamos a hacer?). Pues regresando de una expedición de todo el día y ya casi llegando al hostal, que me convence un barbero (aliado con mis compañeras de viaje) y que me rasura (porfa, absténganse de los albures que estoy perdiendo práctica), le dije que sólo me diera forma, que no me rasurara todo (ya saben, con espuma y navaja de las de película del oeste). Lo interesante vino después, cuando pensé que había terminado, el tipo tomó un tubito con algodón en la punta, le prendió fuego y comenzó a pegarme (eso si, con cierta delicadeza) en las orejas, vamos a ser sinceros, no es que me salga un mechón de cabellos ni mucho menos, es más, nunca hubiera pensado que tenía vellitos ahí y bueno, ya no tengo porque el compa me los quemó. Ya había logrado la risa de mis acompañantes y su espíritu lleno de morbosidad estaba satisfecho cuando el compa Alí, así, sin avisarme, sin decirme agua va me comenzó a poner cera entre las cejas y en los pómulos, no es que me molestara lo caliente y la falta de pregunta, lo que me molestó fue cuando el maldito me quitó la cera (mujeres, ahora las entiendo más), chale, ¡qué dolor! En fin, salí de ahí como Beckham (pero después de un partido en el que lo lesionan). Esto de la metrosexualidad no se me da a mi, prefiero estar feo y tranquilo que guapo y madreado.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

alejandra -

jajajajajaja. Porfa tambien pon una foto tuya con tu nuevo look.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres